Moda

#ModaDeOtroModo ¿Por qué los intelectuales creen que la moda no importa? | El Espectador

Es muy común y muy frecuente que los varones que participan de la intelectualidad vean en la moda un tema frívolo secundario banal y poco importante y no solamente los varones que están inscritos dentro de esos contextos de pensamiento o académicos Las mujeres que participan de esos medios también suelen ver en el vestir y en la cultivación estética no una fortaleza si no una debilidad
Si la moda fuese el personaje en una película probablemente estaría caracterizada como una mujer, deliciosamente vestida, con lentes de sol, medias veladas, cintura estrecha porque el film noir nos enseñó que qué otra cosa puede ser una mujer tan preocupada por su vestimenta que un ser peligroso, vicioso, narciso y con instintos asesinos Durante siglos, la moda ha sido ensombrecida por estereotipos que la determinan frívola, poco importante, banal En gran parte porque el mundo ha sido contado durante siglos desde el prisma masculino, contado por los hombres Y la moda, que se ha construido como un tema femenino, inmediatamente genera asociaciones de ser un tema emotivo, irracional, sensiblero y superficial Los patriarcas de la filosofía, por ejemplo, siempre han sido apáticos a la moda porque ésta está entrañablemente ligada al cuerpo

Un tema que incomoda porque recuerda a dos temas también incómodos: erotismo y mortalidad Además de eso, la moda se ha asociado con esas artimañas que tienen esos seres viciosos y peligrosos que son las mujeres Que en teoría y según la ideología judeocristiana están en el mundo para descarrilar a los hombres La moda, a diferencia de muchas escuelas de la filosofía occidental, nunca ha buscado perfeccionarse a sí misma sino que está fundamentada en la búsqueda de la novedad en aras de la novedad misma Eso significa que en la moda palpitan lo efímero y la contradicción

Dos lemas que por lo general van en contravía de la racionalidad instrumental Es decir un gran eje de lo que se enseña es varonil No importa que la ropa sea más definitiva en la sociedad que la desnudez misma No importa que sea lo que utilicemos todos los días para vivir y que, incluso, lo que nos cubra cuando nos despiden de esta vida Los pensadores masculinos insisten en que la moda no es un tema digno de escrutinio intelectual

No importa que pensadores y poetas surrealistas como Stéphane Mallarmé hayan asumido la moda como una musa de representación cuando en el siglo XIX creó una publicación llamada La Derniére Mode y se hizo pasar por mujeres para escribir sobre el tema No importa que Roland Barthes, uno de los filósofos contemporáneos más importantes del siglo XX, se haya atrevido también a pensar la moda A pesar de todo esto, muchos pensadores masculinos insisten en que la moda no es un tema digno Hombres y mujeres llevan conviviendo unos al lado de los otros durante siglos y aún así hay un desconocimiento tan rotundo entre una orilla y la otra que los temas femeninos siguen construyéndose como secundarios, intrascendentes e indignos El principal motivo por el cual la moda es desdeñada por los intelectuales es porque se ha construido social, histórica y culturalmente como un tema de mujeres

Aun cuando no siempre ha sido así

No Comments Found